Make your own free website on Tripod.com
Introducción
La naturaleza en la que vivimos abunda en colores. El cielo, la tierra, el agua y el fuego tienen color. Seducido por estas impresiones, el hombre ha tratado desde siepre de reproducirlas. Nada más normal. Pues el color es hijo de la luz, fuente misma de toda dorma de vida sobre la tierra. Encontrar los materials capaces de generar el color de una manera perdurable en nuestro entorno cotidiano es un desafío aceptado por los hombres desde la prehistoria.